Share

Origen del Aguacate

El aguacate es conocido coloquialmente en algunos lugares como pera lagarto, lo que refleja su forma y la apariencia de su piel. La palabra aguacate proviene de la palabra azteca "ahuacatl".

Actualmente el aguacate se considera una fruta.

México es el centro de origen del aguacate. La evidencia más antigua del consumo de esta fruta data de 10,000 años A. C. y fue encontrada en una cueva localizada en Coxcatlán, Puebla.

Las culturas antiguas contaban con un buen conocimiento acerca del aguacate y de sus variantes, como se muestra en el Códice Florentino, donde se mencionan tres tipos de aguacate, que de acuerdo a su descripción; “aoacatl” podría tratarse de Persea americana var. drymifolia (raza Mexicana), “tlacacolaocatl” a Persea americana var. americana (raza Antillana) y “quilaoacatl” a Persea americana var. guatemalensis (raza Guatemalteca). Actualmente se consideran a las tres razas dentro de la especie Persea americana Mill.

El Dr. Francisco Hernández, historiador y médico del Rey Felipe II, escribe en su obra “Historia de las plantas de Nueva España” información sobre la flora de la región. Acerca del aguacate, describe el ahoacaquahuitl como un “árbol grande con hojas de forma similar al limonero pero de mayor ancho, mayor aspereza y de un verde más obscuro. La flor es blanca y amarilla, el fruto tiene forma de huevo pero es posible hallar tamaños mayores. Es negro por fuera pero verde en el interior, la consistencia es grasosa y tiene el sabor de nueces verdes. Acerca de los efectos que provoca su consumo especificó que aumenta el apetito venéreo e incrementa la cantidad de semen. La semilla es blanca, rojiza y sólida. Tiene el tamaño de un huevo de paloma y con ellas, se puede obtener un aceite que es muy similar al de almendras. Con este es posible curar salpullidos, cicatrices, evitar que los cabellos se partan, entre otras cosas”.

En la época colonial los españoles introdujeron el aguacate a otros países americanos y a Europa. A finales del siglo XIX y principios del XX el consumo de aguacate estuvo basado en la producción de plantas de las razas mexicanas y antillana.

Posteriormente con la adopción de técnicas de propagación como el injerto y con el descubrimiento del aguacate “Fuerte” comenzó el establecimiento de las primeras huertas. En las décadas de los 50, 60 y 70’s comienza el cultivo de las variedades Boot 7, Boot 8, Choquette, Rincón, Rincón Hall, Lula, Wurtz, Grana, Edranol, Fuerte, Bacon, y Criollo; los últimos 3 siendo los más comunes.

En 1963 se establecen los primeros viveros comerciales de la variedad Hass con una producción potencial entre 18 y 20 mil plantas utilizando yemas certificadas procedentes de Santa Paula California, USA. El establecimiento de los huertos comerciales de esta variedad se extiende y sustituye en el mercado nacional “Fuerte “ y otras variedades.

La inclinación del productor por la variedad Hass, se basa en su productividad sostenida, alternancia poco marcada, cualidades para tolerar el transporte y la conservación, así como la excelente calidad de su pulpa. Además, el hábito de crecimiento del árbol, considerado compacto, permite incrementar las densidades de población y facilita las labores de cultivo.

Aguacate Hass


Con el incremento de la superficie de la variedad Hass, México es actualmente el mayor productor y consumidor de aguacate en el mundo, con una producción de 1,077,505 toneladas cosechadas en 134,325 hectáreas en el 2010.

Como líder mundial en la producción y exportación de aguacate, México exportó 359,360 toneladas en el periodo 2010-11, cosechadas en 63,408 hectáreas certificadas para la exportación. Japón es el segundo mercado principal después de Estados Unidos, con un volumen de 33,429 toneladas, colocando a México como líder de participación en el mercado en japonés.

Características de la región aguacatera del estado de Michoacán.

Gracias a la combinación única de suelo volcánico fértil, el clima ideal, lluvia abundante y generaciones de experiencia en el cultivo de aguacate, México se considera el productor de los aguacates más finos del mundo.

Volcán Paricutín, el más grande de más de 1300 volcanes en la zona y huertas de aguacate. Michoacán, México. Se aprecian brotes y aguacate en el mismo árbol, característica única de los árboles de aguacate Hass en México.

Hoy en día, México sigue siendo el único lugar en el mundo donde los árboles de aguacate florecen naturalmente cuatro veces al año; dando una cosecha anual de aguacates irresistiblemente deliciosos y cremosos, cuya calidad insuperable y sabor distintivo están en temporada siempre.

Más del 85% de los aguacates de México provienen del Estado de Michoacán en la región central de México. Desde la época de los 90’s el estado de Michoacán ocupa el primer lugar en producción, con el 79% del total de la superficie cultivada en México; 107,058 hectáreas en el 2010. Otros estados productores como Jalisco, México, Morelos, Nayarit, Guerrero y Puebla también son considerados productores importantes.

El aguacate es una de las frutas más versátiles.

Los aguacates de México elevan el sabor calidad nutricional de las comidas cotidianas con su sabor a nuez, textura cremosa y multitud de nutrientes. Se pueden utilizar en gran variedad de platillos, desde guacamole u otros dips, desayunos, ensaladas, emparedados, aperitivos, platillos principales, sopas, postres, bebidas e incluso como substituto del aceite o mantequilla para hornear y en tratamientos de belleza.

El fruto, las hojas y el hueso también son utilizados en la medicina natural para eliminar microbios y parásitos, contra la disentería y algunos desarreglos digestivos. Sus hojas también se emplean como expectorantes. Se dice que la energía proteínica del fruto y la combinación con las vitaminas y sales minerales le dan propiedades afrodisíacas.

VER RECETAS